Alfonso X el Sabio

Retrato de Alfonso X El Sabio
El docto y bondadoso Alfonso X, hijo de Fernando III el Santo, soño con un reino fundado en la cultura y la tolerancia

Biografia de Alfonso X El Sabio (1221-1284)

Biografia de Alfonso X el Sabio,nació en  Toledo año  1221

Murio en Sevilla, 1284.

 Rey de Castilla (1252-1284). Hijo de Fernando III el Santo y de Beatriz de Suabia, durante el reinado de su padre destacó en la conquista del reino de Murcia en 1241, y en las posteriores negociaciones con Jaime I, que se encontraba completando la conquista de Valencia. Fruto de estas negociaciones fueron su boda con Violante, hija del monarca catalán, con la que Alfonso tuvo diez hijos, y el tratado de Almizra, en 1244, por el cual se fijaron los límites territoriales entre las nuevas posesiones de Castilla y las de la Corona catalanoaragonesa.

El Rey Alonso X al frente de los cruzados
A pesar de su gran labor cultural, basada en la tolerancia entre cristianos, judios y musulmanes, Alfonso X acabó expulsando a los árabes de los territorios conquistados, propiciando asi la decadencia ecónomica de Castilla. En la ilustracion El Rey al frente de un ejercito de cruzados.

A la muerte de su padre (1252), Alfonso X pasó a la ofensiva en el sur de la península Ibérica, y ocupó Jerez, Medina Sidonia, Niebla y Lebrija, en 1262. A continuación, organizó en Sevilla unas atarazanas que servirían para construir la flota con la cual Castilla pretendía hacerse con el control del estrecho de Gibraltar. Los éxitos del castellano alarmaron al rey musulmán de Granada, quien llamó en su ayuda a los benimerines de Fez y organizó una sublevación de la población musulmana de Murcia. Con la ayuda de su suegro, Jaime I, que intervino en Murcia para aplastar la rebelión, Alfonso X fue capaz no sólo de contener la amenaza y recuperar Jerez, sino también de tomar Cádiz y Cartagena, en 1263.

En cambio, su política exterior no fue tan afortunada en otros lugares: tuvo que desistir de sus intentos de apoderarse del Algarve, que pasó a poder de Portugal, y tampoco pudo hacer valer sus derechos sobre Navarra. Por otro lado, sus pretensiones a la Corona imperial, a través de su madre, nieta del duque de Suabia, se vieron pronto defraudadas; el viaje que se vio obligado a emprender a Alemania, y los gastos de la empresa, provocaron el descontento del pueblo y la nobleza. En medio de esta situación tan conflictiva, los benimerines de Fez desembarcaron en Algeciras, pero fueron obligados a reembarcar a causa de la enérgica campaña de Sancho, segundo hijo del rey, quien había tomado el mando tras la muerte de su hermano Fernando de la Cerda, el primogénito.

El regreso de Alfonso se vio ensombrecido por los conflictos dinásticos que surgieron tras su decisión de nombrar heredero a Sancho, en 1275, en vez de a Alfonso de la Cerda, hijo de Fernando, quien, según las leyes promulgadas por el propio Alfonso X en las Partidas, era el legítimo heredero. En 1278, la flota de los benimerines derrotó a la castellana en el estrecho de Gibraltar, lo cual obligó a Alfonso a pactar una tregua. Por otra parte, el heredero Sancho no aceptó la decisión de su padre de conceder el título de rey de Jaén, en calidad de vasallo de Castilla, a Alfonso de la Cerda: se declaró en rebeldía y consiguió el apoyo de Portugal y Aragón, así como el de la mayoría de las ciudades castellanas. Ante esto, Alfonso X desheredó a su hijo en favor de los infantes de la Cerda, y padre e hijo se enfrentaron repetidamente hasta la muerte del monarca.

La principal obra de Alfonso X, aparte de su labor política, se centró en el campo de la cultura y las artes. Estableció diversas escuelas de traductores, en Toledo, Sevilla y Murcia, que sirvieron para poner en contacto las culturas cristiana, judía y musulmana, y que resultaron muy útiles para la difusión de la cultura oriental, conservada por los árabes. El propio Alfonso es el autor o el inspirador de diferentes obras, que abarcan muy diversos campos: la poesía, en gallego; las leyes, como las ya citadas Partidas; la historia, con la Crónica General y la General Estoria; y las de erudición, en las cuales se abordan temas variados, que comprenden desde la astronomía tolemaica, con los Libros del saber de Astronomía, a estudios de carácter astrológico relacionados con las piedras, con el Lapidario.

Vease tambien :

Jose Antonio PaezJuan Vicente Gomez, Romulo Gallegos, Buda, Confucio, Hugo Chavez, Socrates, Alejandro Magno,  anibal, Julio Cesar Cayo , Cleopatra, Jesucristo , seneca, caligula, Adriano,  San Agustin, Marco Polo, Mahoma, Carlomagno , Cid Campeador , Saladino

Saladino

Biografia de Saladino (1138-1193)

Salah al-Din Yusuf

Retrato de Saladino I
Retrato de Saladino

Biografia de Saladino, Nació en Takrit, actual Irak en el año  1138

Murio en Damasco en  1193.

Sultán de Egipto (1171-1193) y de Siria (1174-1193). De origen kurdo, inició su carrera militar junto a su padre Ayyub y su tío Sirkuh, que servían a Nur al-Din, uno de los más importantes jefes militares de Siria. Participó en la expedición de Sirkuh a Egipto, y asumió el mando a la muerte de éste, en 1169. La ocupación del país del Nilo puso fin al período fatimí y sirvió para realzar el prestigio de Saladino dentro de un islam aún traumatizado por la caída de Jerusalén en poder de los cruzados en 1099.

A la muerte de Nur al-Din, hasta aquel momento considerado como el gran campeón del islam, Saladino supo maniobrar con destreza para apartar a sus sucesores y afianzarse en el poder en Siria. Conseguido esto, inició la reunificación de los diferentes estados islámicos de Oriente y organizó para ello un poderoso y disciplinado ejército cuyo núcleo fundamental eran los fiables guerreros turcos y kurdos. Una vez se sintió seguro de sus fuerzas, reavivó la guerra santa y atacó al Estado de los cruzados en Palestina en 1187. Con suma habilidad estratégica, atrajo al principal ejército cruzado, el del rey Guido de Lusignan, a los Cuernos de Hattin, donde lo cercó y aniquiló.

A partir de esta victoria, las posesiones cruzadas en Tierra Santa, con inclusión de Jerusalén, fueron cayendo una tras otra. La reacción de los cristianos no se hizo esperar y se inició la Tercera Cruzada: un poderoso ejército mandado por los reyes de Francia e Inglaterra, Felipe Augusto y Ricardo Corazón de León, desembarcó en Acre y sitió la ciudad. Los intentos de Saladino para socorrer Acre fueron infructuosos, y ésta fue tomada por los cristianos en 1191. Saladino dedicó entonces sus energías a detener el avance de Ricardo Corazón de León en dirección a Jerusalén.

La enconada resistencia de los musulmanes logró por último contener los progresos de los cruzados y se firmó una paz que dejaba el interior de Palestina, incluida Jerusalén, en manos de los musulmanes, si bien se aseguraba el derecho de paso de los peregrinos a esta ciudad. Concluida la guerra, la figura de Saladino fue reverenciada, ya que se le consideró el salvador del islam. Los mismos cruzados no dudaron en resaltar su valentía y su honor.

Jose Antonio PaezJuan Vicente Gomez, Romulo Gallegos, Buda, Confucio, Hugo Chavez, Socrates, Alejandro Magno,  anibal, Julio Cesar Cayo , Cleopatra, Jesucristo , seneca, caligula, Adriano,  San Agustin, Marco Polo, Mahoma, Carlomagno , Cid Campeador

El Cid Campeador

Biografia El Cid Campeador (1043-1099)

Rodrigo Diaz de Vivar

Miniatura El Cid Campeador
En la figura del caballero Rodrigo Diaz de vivar, El Cid Campeador, aúnan el el caracter de los héroes épicos y el peso histórico de sus hazañas

Biografia  El Cid Campeador, Nació en Vivar, actual España año  1043.

Murió en Valencia, 1099.

Caballero castellano. Hijo de Diego Laínez, descendiente del semilegendario Laín Calvo, quedó huérfano a tierna edad y fue educado junto al infante Sancho, hijo del rey Fernando I de Castilla y León, quien, al acceder al trono castellano, lo nombró alférez real (1065). Hacia 1066, el prestigio de Rodrigo Díaz se vio notablemente incrementado a raíz de su victoria en el combate singular que mantuvo con el caballero navarro Jimeno Garcés, para dirimir el dominio de unos castillos fronterizos que se disputaban los monarcas de Castilla y Navarra; el triunfo le valió el sobrenombre de Campeador.

Como jefe de las tropas reales, Rodrigo participó en la guerra que enfrentó a Sancho II de Castilla con su hermano Alfonso VI de León, quien, derrotado en las batallas de Llantada (1068) y Golpejera (1072), se vio obligado a buscar refugio en la corte musulmana de Toledo. El destino, sin embargo, quiso que Sancho II muriera en 1072, cuando intentaba tomar Zamora, con lo que Alfonso VI se convirtió en soberano de Castilla y León. El nuevo monarca no sólo no manifestó resentimiento hacia el Campeador, sino que, consciente de la valía de sus servicios, lo honró concediéndole la mano de su sobrina, doña Jimena, con quien casó en julio de 1074.

No obstante, unos años después, en 1081, una inoportuna expedición a tierras toledanas sin el premiso real, que puso en grave peligro las negociaciones emprendidas por Alfonso VI para obtener la emblemática ciudad de Toledo, provocó su destierro de Castilla y la confiscación de todas sus posesiones.

Acompañado de su mesnada, el Campeador ofreció sus servicios primero a los condes Ramón Berenguer II y Berenguer Ramón II de Barcelona, pero, al ser rechazado, decidió ayudar a al-Muqtadir, rey de Zaragoza, en la lucha que mantenía con su hermano al-Mundir, rey de Lérida, Tortosa y Denia, quien contaba con el apoyo de los condes de Barcelona y del monarca Sancho I Ramírez de Aragón. Al servicio de al-Muqtadir, venció en Almenar a Berenguer Ramón II (1082) y cerca de Morella a al-Mundir y el soberano aragonés (1084).

Cuadro del Cid Campeador
Ante las sospechas de haber instigado el asesinato de su hermano Sancho II, el nuevo rey Alfonso VI, por exculpación en Santa Gadea, cerca de Burgos, momentos que refleja el cuadro de Hiráldez Acosta.

Durante este período fue cuando recibió el sobrenombre de Cid, derivado del vocablo árabe sid, que significa señor. En 1086, la derrota de Alfonso VI frente a los almorávides en Sagrajas propició la reconciliación del monarca con Rodrigo Díaz, quien recibió importantes dominios en Castilla. De acuerdo con el soberano castellanoleonés, el Cid partió hacia Levante, donde, entre 1087 y 1089, hizo tributarios a los monarcas musulmanes de las taifas de Albarracín y de Alpuente e impidió que la ciudad de Valencia, gobernada por al-Qadir, aliado de los castellanos, cayera en manos de al-Mundir y Berenguer Ramón II.

En 1089, sin embargo, una nueva disensión con Alfonso VI provocó su definitivo destierro de Castilla, acusado de traición por el rey. Rodrigo decidió regresar al oriente peninsular, se convirtió en protector de al-Qadir y derrotó una vez más a Berenguer Ramón II en Tévar (1090). Muerto su protegido, decidió actuar en interés propio, y en julio de 1093 puso sitio a Valencia, aprovechando el conflicto interno entre partidarios y opuestos a librar la ciudad a los almorávides. El 15 de junio de 1094, el Cid entró en Valencia y organizó una taifa cristiana que tuvo una vida efímera tras su muerte, acaecida el 10 de julio de 1099. Doña Jimena, su viuda y sucesora, con la ayuda del conde Ramón Berenguer III de Barcelona, casado con su hija María en 1098, consiguió defender la ciudad hasta el año 1101, en que cayó en poder de los almorávides.

Jose Antonio PaezJuan Vicente Gomez, Romulo Gallegos, Buda, Confucio, Hugo Chavez, Socrates, Alejandro Magno,  anibal, Julio Cesar Cayo , Cleopatra, Jesucristo , seneca, caligula, Adriano,  San Agustin, Marco Polo, Mahoma, Carlomagno ,

Carlomagno

Biografia de Carlomagno (742-814)

Carlos I el Grande

Carlomagno o Carlos el Grande
Carlomagno hizo de la idea de la restauración del imperio romano cristiano la causa que sentó las bases de la futura unidad europea

Biografia de Carlomagno; Nacio en el año 742

Muere en Aquisgrán, actual Alemania, 814.

Rey de los francos (768-814) y emperador de los romanos (800-814). Hijo del monarca franco Pipino el Breve, fundador de la dinastía carolingia y forjador de un gran Estado que comprendía Austrasia, Neustria, Borgoña, Auvernia, Aquitania, Septimania y Provenza, en el 768 heredó de su padre la mitad occidental del reino de los francos, con capital en Noyon, mientras que su hermano Carlomán recibía la mitad oriental, cuya capital era Soissons. Luego de tres años de intrigas y rivalidades, en que cada hermano buscó alianzas con el duque de Baviera, la monarquía lombarda y el Papado para debilitar la posición del otro, la prematura muerte de Carlomán permitió a Carlomagno restablecer la unidad territorial del reino franco (771).

En el año 773, el rey lombardo Desiderio entró en Roma y sometió al papa Adriano I, quien hubo de pedir ayuda a Carlomagno. Éste, viendo la posibilidad de intervenir en Italia, no dudó en acudir en auxilio del pontífice, y al año siguiente derrotó a Desiderio en Pavía, victoria que le permitió proclamarse rey de los lombardos y recibir del Papa el título de patricio o protector de la Iglesia. Mucho más dura resultó la conquista de Sajonia, entre el bajo Rin y el Elba, ya que durante más de treinta años, del 772 al 804, los sajones, encabezados por el noble Widukind, opusieron tenaz resistencia tanto a la dominación franca como a la penetración del cristianismo.

Tan sólo una veintena de campañas militares y la aplicación de métodos muy violentos como las ejecuciones, las deportaciones y las conversiones forzosas en masa permitieron a Carlomagno someter y cristianizar a los sajones, no sin antes haber sufrido serios reveses. No obstante, en los Pirineos, en el paso de Roncesvalles, tras intentar tomar Zaragoza y devastar Pamplona, fue donde el ejército franco sufrió su derrota más humillante, al ser aniquilada su retaguardia por vascos y gascones, acción en que perdieron la vida diversos notables de la corte, como el duque Rolando (778); la batalla daría origen al célebre cantar de gesta conocido como la Chanson de Roland.

Este desastre convenció a Carlomagno de la necesidad de establecer una marca (zona fronteriza fortificada) frente a los musulmanes, deseo que se concretó en la creación de la Marca Hispánica en el nordeste de la península Ibérica, una vez conquistadas las ciudades de Gerona (785) y Barcelona (801). Paralelamente, en Europa septentrional, el monarca franco sometió a los frisones (785), mientras que, en el este, incorporó Baviera y Carintia (788) e instituyó una especie de protectorado sobre los ávaros en la Panonia superior (805).

Carlomagno coronado emperador de Occidente
En la Navidad del 800, Carlomagno fue coronado emperador de Occidente por papa León III

El día de Navidad del año 800, de nuevo Carlomagno en Roma para restablecer al Papa en sus funciones, perturbadas por desordenes locales, León III lo coronó emperador, título que le confería un rango superior al resto de monarcas cristianos. La pretensión de restablecer el Imperio de Occidente, sin embargo, provocó el recelo de Bizancio y una guerra con los griegos por el dominio de Venecia y Dalmacia, conflicto que finalizó con la aceptación de la dignidad imperial del rey franco por parte del emperador bizantino Miguel I (812).

 Gran protector de las letras y de las artes, Carlomagno fue, además, el promotor del llamado renacimiento carolingio, un movimiento intelectual y literario surgido en la corte imperial e impulsado por sabios como Alcuino de York, Eguinardo, Pablo Diácono, Pablo de Pisa y Teodulfo, que promovió una profunda renovación cultural en el Occidente europeo. A su muerte, acaecida en Aquisgrán el 28 de enero del 814, el Imperio Carolingio pasó a manos de su hijo Ludovico Pío y entró en una lenta pero irreversible decadencia.

Jose Antonio PaezJuan Vicente Gomez, Romulo Gallegos, Buda, Confucio, Hugo Chavez, Socrates, Alejandro Magno,  anibal, Julio Cesar Cayo , Cleopatra, Jesucristo , seneca, caligula, Adriano,  San Agustin, Marco Polo, Mahoma

Mahoma

Biografia de Mahoma (570-632)

Pintura de Mahoma
Mahoma, era un hombre de bella figura y con fama de justo, que sintio la llamada de Alá y cicibió la misión de pregonar el Islam

Biografia de Mahoma , Nació en La Meca, actual Arabia Saudí, año 570.

Murió en Medina, id., 632.

Fundador del islam. Nacido en el seno de los qurays, tribu especializada en el comercio de caravanas, pronto quedó huérfano. No llegó a conocer a su padre, Abd Allah, y su madre murió cuando él contaba seis años de edad, tras lo cual fue confiado a su abuelo y, posteriormente, a su tío. La tradición, única fuente de información acerca de su vida, afirma que sobrevivió gracias a los cuidados de una beduina. A los veinticinco años de edad contrajo matrimonio con Jadiya, una rica viuda, con quien tuvo tres hijos y cuatro hijas.

Así mismo, el matrimonio le permitió introducirse en el mundo de los negocios, pues se hizo cargo del comercio de caravanas de su esposa. A la muerte de ésta, ocurrida en 619, casó con Sauda bint Zama’a y, más adelante, con ‘A’isa. Según relata la tradición, su vocación profética se inició hacia 610, tras aparecérsele, en un monte al que acudía para meditar, el arcángel Gabriel, que le comunicó directamente un mensaje divino referente a la sumisión (islam) al Dios único como objetivo principal de la vida terrena de los hombres. Ésta fue la primera de varias apariciones, en las cuales Dios le transmitía lo que posteriormente debería enseñar a los hombres. Del conjunto de dichas revelaciones surgió, más adelante, el Corán.

 Las primeras indicaciones divinas iban dirigidas a los ricos comerciantes de La Meca, a quienes se instaba a someterse a Dios, puesto que de lo contrario no actuaría a su favor el día del Juicio Final. El concepto de Juicio Final, desconocido en la Arabia preislámica, fue uno de los pilares sobre los que se asentó la nueva religión. De acuerdo con sus propias enseñanzas, Mahoma, el profeta, era el encargado por Dios de agrupar a los árabes en la comunidad (umma) islámica.

La Meca, la ciudad santa donde se adorabala Kaaba, nació hacia el 570 Mahoma o Muhammad, El Alabado.
La Meca, la ciudad santa donde se adorabala Kaaba, nació hacia el 570 Mahoma o Muhammad, El Alabado.

En este sentido, cabe destacar el esfuerzo realizado por él mismo para diferenciar sus afirmaciones y opiniones de los enunciados divinos que le eran revelados por Dios para conocimiento y práctica de los miembros de la comunidad. En el año 614 se produjo un salto adelante en cuanto a la difusión del primer islam merced a la conversión de varios miembros de la familia Majzum, perteneciente a la élite comerciante de La Meca. Ello supuso para Mahoma disponer de ayuda financiera y de un primer respaldo político, que le permitió seguir adelante con la política de adhesiones entre la clase dirigente.

También significó, sin embargo, el nacimiento de un grupo de oposición, los hachemíes, integrado por comerciantes que se consideraban amenazados y que obligaron a Mahoma y a sus seguidores a buscar refugio en Medina. Los dirigentes de la ciudad, tradicionalmente enfrentada a La Meca, les dieron cobijo con la condición, firmada en el juramento de guerra (Bay’at al-Harb), de que les brindaran su ayuda para atacar a La Meca. Progresivamente, Mahoma se hizo con el control de Medina, para lo cual tuvo que expulsar a los qayunqa y reducir a los judíos, los dos clanes locales de mayor importancia, y se convirtió en jefe político y religioso.

Luego, tras varios intentos frustrados y tras sobreponerse al asedio de Medina (627), conquistó La Meca (630), a cuyos ciudadanos obligó a huir o convertirse. Tras la posterior pacificación, se erigió como único soberano del Estado, promulgó los ritos del hayy de los musulmanes e inició una política de difusión del islam fuera de las fronteras territoriales de Arabia, si bien dicha expansión no se desarrolló en toda su magnitud hasta después del fallecimiento del profeta, ocurrido tras la peregrinación del año 632, durante la cual enfermó de muerte.

vease:

Jose Antonio PaezJuan Vicente Gomez, Romulo Gallegos, Buda, Confucio, Hugo Chavez, Socrates, Alejandro Magno,  anibal, Julio Cesar Cayo , Cleopatra, Jesucristo , seneca, caligula, Adriano,  San Agustin, Marco Polo

Marco Polo

Biografia de Marco Polo (1254-1324)

Biografia de Marco Polo ,Nació en Venecia, actual Italia, 1254.

Murió en Venecia , 1324.

El Legendario Marco Polo
El Legendario Marco Polo sigue representando el arquetipo del viajero infatigable, cuyos relatos tienen la atmosfera de los cuentos maravillosos

Explorador y mercader veneciano. Su padre y su tío, miembros de una ilustre familia de mercaderes de la próspera República Veneciana, ambicionaban comerciar con el pueblo tártaro de Oriente. Ambos hermanos emprendieron conjuntamente una expedición hacia Oriente en el año 1255; cuando hubo noticias de la llegada de los mercaderes al territorio, el emperador mongol Kubilai Jaj los mandó llamar, dado que la presencia de unos latinos constituía un hecho extraordinario.

Durante catorce años permanecieron entre los mongoles. De regreso, los Polo actuaron como embajadores del emperador y visitaron al Papa en su nombre, para transmitirle el deseo de Kubilai Jaj de que éste enviara sabios y sacerdotes a visitar su Imperio. En el año 1271 y con la bendición de Gregorio X, los Polo, incluido Marco, que a la sazón contaba diecisiete años, comenzaron su segundo viaje por tierras orientales. Atravesaron Israel, Armenia, llegaron a las regiones de la actual Georgia y luego al golfo Pérsico. Desde allí remontaron hacia el norte, cruzaron Persia y después se adentraron en las montañas de Asia Central, siguiendo el itinerario de la ruta de la seda. La travesía del Pamir los condujo a los dominios del gran kan .

Tras superar los desiertos que rodean Lob Nor llegaron a Kancheu, la primera ciudad realmente china, donde establecieron contacto con una civilización que practicaba una religión casi desconocida para Occidente, el budismo; permanecieron en el lugar un año, durante el cual se dedicaron al comercio. Reemprendieron entonces el viaje, acompañados de una escolta enviada por el gran kan para conducirles al nordeste de Pekín, donde el emperador tenía su residencia de verano. Pronto el soberano tomó a Marco Polo bajo su protección personal, le demostró una confianza absoluta, y le comenzó a asignar todo tipo de misiones: así, por ejemplo, ingresó en el cuerpo diplomático de la corte y se convirtió en gobernador, por tres años, de la ciudad de Yangzhou.

 Su padre y su tío se dedicaron a los negocios, al tiempo que actuaban como consejeros militares de Kubilai Jaj. Se desconocen los detalles de este período de la vida de Marco Polo; sin embargo, mientras permaneció al servicio de Kublai kan, tuvo oportunidad de viajar por todo el territorio de la dinastía mongol, que por entonces se hallaba en pleno apogeo, y adquirir conocimientos sobre la cultura y las costumbres de China. Destacaban el esplendor de la capital, su organización administrativa y la de todo el país, el sistema de correos, la construcción de obras públicas, el trabajo artesanal de la seda y el uso de papel moneda.

Salida de una expedición desde Venecia
Salida de una expedición desde Venecia, segun Les livres du Graunt Caam

Cuando la familia Polo manifestó el deseo de partir, Kubilai Jaj no se opuso, aunque les confió todavía una última misión: escoltar hasta Persia, en un trayecto por vía marítima, a una princesa china que iba a casarse con un kan persa. En el año 1295 los Polo llegaron a Italia, donde fueron recibidos con tantas muestras de interés como de incredulidad, por lo que se vieron obligados a exponer sus riquezas para que la gente creyera sus historias. Más adelante, en el transcurso de una batalla naval entre las flotas de Génova y Venecia, Marco Polo, capitán de una galera veneciana, fue capturado por los genoveses.

Durante los tres años que permaneció prisionero dictó el relato de su viaje a un compañero, escritor de profesión. El material se recopiló bajo el título de El descubrimiento del mundo, también conocido como El millón o Libro de las maravillas del mundo. Estas narraciones constituyen el primer testimonio fidedigno del modo de vida de la civilización china, de sus mitos y sus riquezas, así como de las costumbres de sus países vecinos, Siam (Tailandia), Japón, Java, Cochinchina (que corresponde a una parte de Vietnam), Ceilán (hoy Sri Lanka), Tíbet, India y Birmania.

Jose Antonio PaezJuan Vicente Gomez, Romulo Gallegos, Buda, Confucio, Hugo Chavez, Socrates, Alejandro Magno,  anibal, Julio Cesar Cayo , Cleopatra, Jesucristo , seneca, caligula, Adriano,  San Agustin,

San Agustin

Aurelius Augustinus

Estatua de San Agustin
Aurelio Agustin abrazo el maniqueismo, pero despues halló en el cristianismo un aliento espiritual. Propugno la salvacion a través de la salvación

Biografia de San Agustin , Nació en Tagaste, hoy Suq Ahras, actual Argelia año  354

Murio en Hipona, id., año  430.

Teólogo latino. Hijo de un pagano, Patricio, y de una cristiana, Mónica, inició su formación en su ciudad natal y estudió retórica en Madauro. Su primera lectura de las Escrituras le decepcionó y acentuó su desconfianza hacia una fe impuesta y no fundada en la razón. Su preocupación por el problema del mal, que lo acompañaría toda su vida, fue determinante en su adhesión al maniqueísmo. Dedicado a la difusión de esa doctrina, profesó la elocuencia en Cartago (374-383), Roma (383) y Milán (384).

La lectura de los neoplatónicos, probablemente de Plotino, debilitó sus convicciones maniqueístas y modificó su concepción de la esencia divina y de la naturaleza del mal. A partir de la idea de que «Dios es luz, sustancia espiritual de la que todo depende y que no depende de nada», comprendió que las cosas, estando necesariamente subordinadas a Dios, derivan todo su ser de Él, de manera que el mal sólo puede ser entendido como pérdida de un bien, como ausencia o no-ser, en ningún caso como sustancia.

Ciudad de Dios, Biblioteca Nacional de Paris
Ciudad de Dios, Biblioteca Nacional de Paris

La convicción de haber recibido una señal divina lo decidió a retirarse con su madre, su hijo y sus discípulos a la casa de su amigo Verecundo, en Lombardía, donde escribió sus primeras obras. En 387 se hizo bautizar por san Ambrosio y se consagró definitivamente al servicio de Dios. En Roma vivió un éxtasis compartido con su madre, Mónica, que murió poco después. En 388 regresó definitivamente a África. En el 391 fue ordenado sacerdote en Hipona por el anciano obispo Valerio, quien le encomendó la misión de predicar entre los fieles la palabra de Dios, tarea que cumplió con fervor y le valió gran renombre; al propio tiempo, sostenía enconado combate contra las herejías y los cismas que amenazaban a la ortodoxia católica, reflejado en las controversias que mantuvo con maniqueos, pelagianos, donatistas y paganos.

Tras la muerte de Valerio, hacia finales del 395, fue nombrado obispo de Hipona. Dedicó numerosos sermones a la instrucción de su pueblo, escribió sus célebres Cartas a amigos, adversarios, extranjeros, fieles y paganos, y ejerció simultáneamente de pastor, administrador, orador y juez. Al caer Roma en manos de los godos de Alarico (410), se acusó al cristianismo de ser responsable de las desgracias del imperio, lo que suscitó una encendida respuesta de san Agustín, recogida en La Ciudad de Dios, que contiene una verdadera filosofía de la historia cristiana.

Durante los últimos años de su vida asistió a las invasiones bárbaras del norte de África (iniciadas en el 429), a las que no escapó su ciudad episcopal. Al tercer mes del asedio de Hipona, cayó enfermo y murió. El tema central del pensamiento de san Agustín es la relación del alma, perdida por el pecado y salvada por la gracia divina, con Dios, relación en la que el mundo exterior no cumple otra función que la de mediador entre ambas partes. De ahí su carácter esencialmente espiritualista, frente a la tendencia cosmológica de la filosofía griega. La obra del santo se plantea como un largo y ardiente diálogo entre la criatura y su Creador, esquema que desarrollan explícitamente sus Confesiones (400). Si bien el encuentro del hombre con Dios se produce en la charitas (amor), Dios es concebido como verdad, en la línea del idealismo platónico.

 Sólo situándose en el seno de esa verdad, es decir, al realizar el movimiento de lo finito hacia lo infinito, puede el hombre acercarse a su propia esencia. Pero su visión pesimista del hombre contribuyó a reforzar el papel que, a sus ojos, desempeña la gracia divina, por encima del que tiene la libertad humana, en la salvación del alma. Este problema es el que más controversias ha suscitado, pues entronca con la cuestión de la predestinación, y la postura de san Agustín contiene en este punto algunos equívocos.

 Los grandes temas agustinianos –conocimiento y amor, memoria y presencia, sabiduría– dominaron toda la teología cristiana hasta la escolástica tomista. Lutero recuperó, transformándola, su visión pesimista del hombre pecador, y los jansenistas, por su parte, se inspiraron muy a menudo en el Augustinus, libro en cuyas páginas se resumían las principales tesis del filósofo de Hipona.

Obras maestras de San Agustin

Acerca de la vida feliz (De beata vita, 386)

Contra los académicos (Contra academicos, 386)

Soliloquios (Soliloquia, 387)

Acerca del libre albedrío (De libero arbitrio, 388-395)

Acerca de la verdadera religión (De vera religione, 390)

Cartas (Epistolae, 396-430)

Confesiones (Confessiones, 400)

Sobre la Trinidad (De Trinitate, 400-416)

Acerca del Génesis (De Genesi ad litteram, 401-415)

La Ciudad de Dios (De Civitate Dei, 420-429).

Citas de San Agustin

«–¿Qué quieres conocer? –Dios y el alma. –¿Nada más? –Nada más.»

Jose Antonio PaezJuan Vicente Gomez, Romulo Gallegos, Buda, Confucio, Hugo Chavez, Socrates, Alejandro Magno,  anibal, Julio Cesar Cayo , Cleopatra, Jesucristo , seneca, caligula, Adriano,  

Adriano Publio Elio

Biografía de Adriano Publio Elio

Adriano Emperador Romano
Adriano, hombre culto y refinado, sucedio a Trajano y dio al Imperio Romano uno de los momentos de mayor esplendor cultural y politico

Biografía de Adriano Publio Elio; Nació en Itálica, hoy desaparecida, actual España, 76

Murio en Baia, actual Italia, 138.

 Emperador romano (117-138). Originario de Hispania, estaba emparentado con el emperador Trajano. Tras una brillante carrera, fue adoptado por aquél, y se convirtió en emperador a su muerte. Persona de una vasta cultura, destacó por sus viajes por el imperio, en los que trabó conocimiento directo de su situación. Consciente de que no era posible mantener las conquistas realizadas por su predecesor, se dedicó a reorganizar las fronteras imperiales, por lo que se reunió en 123 y 129 con Osroes, el rey de los partos, y firmó un tratado de paz.

Tuvo que hacer frente a una sublevación en Judea, provocada por la edificación de un templo dedicado a Júpiter en Jerusalén. Los judíos, capitaneados por Barcokebas, tuvieron en jaque a las legiones durante tres años. Su reinado fue bastante próspero para el imperio, a pesar de que empezaban a aparecer serias dificultades económicas y sociales.

El Bello Antinoo

Escultura de Antinoo
El Emperador Adriano enfermó de melancolia tras la perdida de su amado Antino (Representado en la escultura).

En la ya varias veces citadas novela de Marguerite Yourcenar, Antinoo, el favorito de Adriano, al que el emperadorotorgó los honores de la divinidad tras su muerte, ocupa un lugar señalado. Se dice de este joven griego que había nacido en Bitinia en el seno de una familia humilde. Era Hermoso, poco instruido, a veces astuto, Otras crédulo.

El sabio y poderoso emperador Adriano enfermó de melancolia tras la pérdida de su amado Antino.

En el año 138, Nombra como sucesor al miembro del consejo imperial Tito Aurelio Antonio. 10 de julio muere a los setenta años de hidropesía.

Jose Antonio PaezJuan Vicente Gomez, Romulo Gallegos, Buda, Confucio, Hugo Chavez, Socrates, Alejandro Magno,  anibal, Julio Cesar Cayo , Cleopatra, Jesucristo , seneca, caligula

Caligula

Biografia de Caligula (12-41)

Busto de Caligula
Caligula, el sucesor del cruel y caprichoso Tiberio, fraguó su fama en las más sádicas excentricidades y en los más horrendos y extravagantes crimenes.

Cayo César Augusto Germánico

Biografia de Caligula, Nació en Antium, hoy Porto d’Anzio, actual Italia, 12 d.C.

Murió en Roma, id., 41 d.C.

Emperador romano. La figura de Calígula aparece bastante deformada por el retrato que hacen de él autores senatoriales como Suetonio y Tácito. Su ascensión al poder tras la muerte de Tiberio, en el año 37, fue muy bien acogida por el pueblo. Parece ser que los primeros meses de su reinado fueron óptimos, según el punto de vista de los historiadores senatoriales: respetó al Senado, devolvió a la Asamblea popular el derecho a elegir a los magistrados, decretó amplias amnistías para los que habían sido condenados en tiempos de Tiberio y organizó grandes espectáculos circenses.

Sin embargo, las cosas cambiaron de manera dramática tras una grave enfermedad, cuando empezó a dar muestras de un carácter autoritario y de unos modos que lo acercaban más a las formas de gobierno de las monarquías orientales que a las apariencias republicanas del Imperio. Eliminó rápidamente y sin proceso a su primo Tiberio Gemelo y al jefe de los pretorianos Macrón e impuso un protocolo monárquico en la corte en el que se impulsaba una divinización en vida del emperador. Intentó gobernar apoyándose en el pueblo y en directa oposición al Senado, reivindicando un pasado familiar que, a través de su abuela Antonia, lo vinculaba a Marco Antonio.

Las arcas del Imperio Romano se vaciaron rápidamente ante la necesidad de pagar a las tropas y las fiestas en la corte, circunstancia que le obligó a subir los impuestos y reanudar la política de eliminación física de senadores para apoderarse de sus posesiones. Su política exterior fue un reflejo de las pulsiones orientalizantes que marcaron su vida: aumentó el número de reinos vasallos en Oriente, al tiempo que reducía la autonomía de los territorios occidentales.

En el año 39 llevó a cabo una expedición a Germania y la Galia septentrional. Tras una conspiración fallida ese mismo año, encabezada por Cneo Cornelio Léntulo y Marco Emilio Lépido, este último casado con Drusila, hermana del emperador, una nueva conspiración organizada por su propia guardia, tuvo éxito el 24 de enero del año 41 y acabó con el emperador.

Jose Antonio PaezJuan Vicente Gomez, Romulo Gallegos, Buda, Confucio, Hugo Chavez, Socrates, Alejandro Magno,  anibal, Julio Cesar Cayo , Cleopatra, Jesucristo , seneca

<